23.2.11

Novedad en el frente

Negociazos en la ciudad modelo

Mario Berríos*

Ya decía yo, ¿y cuál es la carrera por echarse en desbandada a construir una ciudad modelo? ¿Dónde está el negocio? ¿Por qué tanta premura por construirla? ¿Basados en qué personas de ciertas nacionalidades están metiendo mano? ¿Qué hondureños permanecen detrás de este proyecto? ¿Dónde está bolita? Claro, así tenía que ser en un país donde los políticos no echan a navegar ningún cayuco si no es porque se les sale la baba por un jugoso amarre. Pues bien, enterado ya del asunto, ahora sí puedo opinar alrededor de ese tema y reflexionar sobre una triquiñuela a la vista.

Lo primero a destacar es el valor de las tierras de Sico-Paulaya, donde una veintena de compatriotas —ambiciosos como Mac Pato— han corrido a clavar estacas, sin saber que donde las ponen es “movidoso”. De entrada lo que ofrecen a los raleados habitantes de esas explanadas es poco, comparado al incalculable valor de las posesiones. Aquí viene lo bueno. Los recientes descubrimientos tecnológicos de los científicos más avanzados del mundo, han identificado, no de hoy, si no desde hace varias lunas, metales que valen más que oro, petróleo, diamantes, níquel, cobalto y uranio. Esos materiales a los que hago referencia, todavía no cuentan en la tabla periódica porque la importancia de su uso es descomunal. Chinos, americanos, japoneses y, posiblemente los rusos, tengan ya los dados en el aire para ganarse la apuesta por hacerse de esos productos, en el subsuelo hondureño, mientras muchos compatriotas no saben a qué jugar o qué rumbo seguir. Sin lugar a dudas, con una ciudad modelo bajo su égida, los promotores del proyecto lograrán cercar definitivamente esas riquezas, apropiarse sin restricciones y gozarlos plenamente, siempre que logren obtener el beneficio de trazar “su propio país”, bajos leyes y facilidades a su entera conveniencia.

Antes de ese tipo de descubrimientos han aparecido otros de vital importancia: En 1794, un finlandés, Johan Gadolin, descubrió itria en las vetas suecas de Ytterby. Años después, el germano Heinrich Klaproth encontró cerita. Los chinos se han dado cuenta del valor estratégico de estos metales, por ello se han apoderado del mercado, al punto de controlar hoy el 95% de las reservas mundiales. Otro de esos derivados, encontrado en nuestro país, todavía sin descifrarse sus configuraciones electrónicas debido a la complejidad de sus átomos e iones, podría tener otros usos, y no hablo de teléfonos celulares ni equipos sofisticados en la tierra, como iPods, autos híbridos, turbinas de gas atmosférico, nueva tecnología láser, bombas inteligentes y misiles teledirigidos, se trata de algo más grandioso.

Ese mineral, encontrado de casualidad cuando extranjeros buscaban oro negro en nuestras costas, “no tiene brillantez ni olor a simple contacto… Al ser tratado mantiene su forma, aun sin estar en contacto con el oxigeno…”. Hablan, esos estudios, de la actividad química, de las propiedades físicas, purezas, impurezas, de su parecido con otro material lunar. Según estimaciones, tratado a gran escala mantiene un peso microscópico, independientemente de que se trate de un gran tamaño o volumen, con gran potencia y mantenimiento de su fuerza interna independientemente de la velocidad, tipo de gravedad, ¿imagina una inmensa nave aeroespacial?, ¿o un enorme edificio en un planeta extraño? Pensemos en un caso extremo, un gran choque, por ejemplo, pero a pesar de ello el sistema de vida interna se mantenga, ¿increíble, no?

Los inversionistas nuestros no saben a qué juegan, únicamente corretean por un kilo de los buenos por esa zona, donde hay que navegar como si nada. De momento, al estar lista y servida la ciudad modelo, se le podrán vender pocos gramos, que conste, pocos, a la Honda o la Toyota. ¿Será ese mineral mejor que el Neodimio, el Samario y el Terbio?, usados en lentes astronómicas. El Promecio, Tulio y Praseodimio son fuente esencial para rayos láser; el primero con gran aplicación en energía nuclear, junto con el Lutecio. El Erbio, por sus extrañas características, es un excelente comodín para aleaciones espaciales. El Europio controla neutrones en física avanzada. Firmas extranjeras capacitadas para producir el material han destacado la importancia de cerrar fronteras, donde el peligro de robo comercial e industrial o de compartirlo sea mínimo.

¿Sabe que muchos de estos materiales se han descubierto en Kazajstán, Vietnam, Malasia y Botswana? ¿Sabe que sólo importa instalar una ciudad modelo en un lugar, el otro es para despistar? ¿Le cae el veinte? ¿Sabe que los diputados ya pelean por un puchito de tierra? A todo esto, mientras todos los ciudadanos trabajen de sol a sol en esa ciudad y se devanen por un kilo de la blanca, miles de gramos extraídos del subsuelo, en cargamentos secretos, saldrán para laboratorios disfrazados. Si es por preservar la especie humana, ¡adelante!

* www.marioberrios.net
bufetelegalmb@sulanet.net

No hay comentarios:

Noticias América Latina

Buscar en este blog

Seguidores