4.10.09

PADRE ANTONIO QUETGLAS DICE QUE EN HONDURAS SE HA CUMPLIDO LA LEY Y NO HAY GOLPE


Cuando están a punto de cumplirse los tres meses del derrocamiento del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, el padre Antonio Quetglas, (Santa Eugènia, 1931) un
mallorquín que ha pasado 46 años en misiones de la república caribeña tiene muy claro de qué lado está la legalidad.
Este misionero sostiene que en el país no se ha producido un golpe de estado, si no que se ha cumplido con la Constitución. Quetglas, quien ha levantado en la misión de San Pedro todo un entramado asistencial que para cubrir las necesidades del individuo durante toda su vida, lamenta la doble crisis que sufre Honduras. Por un lado, la económica, que les golpea por dos veces a raíz de las sanciones económicas impuestas por los organismos internacionales por culpa de la segunda crisis, la política.
- ¿Cuál es la situación en el país a día de hoy?
La situación es difícil de entender desde fuera. No hubo un golpe de estado. Según la Constitución todo aquel que pretenda cambiar la Carta Magna debe dejar el cargo. Zelaya quiso suprimir el Congreso y la Corte Suprema y hacer una Constitución nueva para poder salir reelegido, cosa que está prohibida.
Lo que ha generado polémica es la manera en que fue depuesto. Lo expulsaron ya que no había cárcel ni digna ni segura, y si se hubiese quedado se habría corrido el riesgo de que muriera él y más gente. El Congreso se reunió en pleno y determinó su salida, fue legal.
- Si el proceso fue legal, ¿por qué está el país dividido?
Los seguidores de Zelaya están pagados. Les pagan por acudir a las manifestaciones. Conocí un hombre que me dijo que le habían prometido cien lempiras [moneda del país] por asistir a una protesta y luego se quejaba porque solo le habían dado 40. Detrás de estas manifestaciones están la mano y los dólares de Hugo Chávez, a quien le interesa tener otro gobierno satélite más en la zona. Por otro lado, las ideas populistas contra empresarios y a favor de un reparto más equitativo de la riqueza también han empezado a calar entre parte de la población. Los partidarios de Zelaya suponían antes un 20% del pueblo pero ya alcanzan el 30%.
-¿Hay peligro de guerra civil?
Hay materia prima suficiente para que la situación pueda empeorar. De momento, es imposible que Zelaya vuelva al poder. Dudo que tanto Micheletti como él dimitan y se opte por un tercer gobernante. La única esperanza es la llegada de elecciones y ver quien resulta ganador, pero no están reconocidas a nivel internacional
- ¿Cómo ha afectado a la democracia?
Micheletti es un presidente democrático, hay paz en el país y pese a las protestas no se ha atacado la libertad. Ha habido disturbios organizados por los seguidores de Zelaya, pero el Gobierno ha sido condescendiente y no ha habido represión. Los militares y la policía han estado a la altura. El regreso de Zelaya solo ha servido para poner en peligro otras vidas.
-¿ Se equivoca la comunidad internacional?
La comunidad internacional está a favor de Zelaya. Pero es que ellos no han leído la Constitución y juzgan desde sus propias leyes. Lo que ha pasado en el país es legal. Si quieren juzgarnos, antes deberían leerla.
- ¿Cómo se sale del conflicto?
Todo golpe al final siempre termina con unas elecciones. El problema es que éstas no serán validadas aunque ya estaban convocadas desde antes del conflicto. Si no se acepta el resultado se creará un vacío diplomático. Por lo que la comunidad internacional tendrá que reconocerlas antes o después. No hay otra solución.
- ¿La Iglesia está con Micheletti?
La Iglesia está contra la corrupción y a favor de la democracia. Se rechazan los medios utilizados pero no el fin: salvaguardar la democracia.
(Tomado de Diario de Mallorca.es)

No hay comentarios:

Noticias América Latina

Buscar en este blog

Seguidores