27.4.15

Los Cachiros grabaron videos espía para proteger sus vidas

Dos hermanos miembros de la supuesta banda de narcotraficantes Los Cachiros, que se entregaron a Estados Unidos para responder por juicios de trasiego de droga, grabaron videos que comprometen a autoridades policiales y políticos de diversos partidos, tanto históricos como de reciente creación.

Estos videos fueron entregados a otros miembros de sus estructuras para que los hicieran públicos en caso de asesinato. Así lo indicaron fuentes confiables a EL HERALDO.

Las grabaciones fueron hechas por Javier Heriberto Rivera Maradiaga y Leonel Rivera Maradiaga.

El material gráfico fue entregado a por lo menos tres personas cuya identidad se mantiene en reserva, indicó la fuente.

“En esas grabaciones hay situaciones que comprometen a policías, alcaldes y políticos grandes de la zona occidental y norte y de otras zonas del país y saben que si los hermanos Rivera mueren todo saldrá a la luz pública y solo lo pueden evitar si no los matan”, acotó la fuente.

De acuerdo a la información en poder de EL HERALDO, los videos se hicieron con cámaras ocultas adaptadas en los botones de las camisas de los hermanos Rivera.

Esta práctica es común entre narcotraficantes mexicanos que graban en secreto cuando pagan sobornos con dinero o droga a autoridades para poderlos extorsionar o usar el material como respuesta ante posibles represalias.

“Están nerviosas muchas personas que hicieron tratos con Los Cachiros porque saben de la existencia de las grabaciones”, remarcó la fuente.

Javier Rivera Maradiaga se entregó de forma secreta el 26 de enero de 2015 a una corte de Florida, en donde se le acusa de tráfico de al menos cinco kilogramos de cocaína a sabiendas de que la sustancia iba a ingresar a Estados Unidos.

No obstante, el imputado se declaró no culpable.

Mientras, todavía se desconoce en qué judicatura se presentó Leonel Rivera, sobre quien pesa el mismo delito.

Contra estos dos acusados existía solicitud de extradición de Estados Unidos, pero en sigilo, negociaron su entrega aparentemente para negociar reducción de penas.

Ambos salieron clandestinamente de Honduras y luego llegaron a Las Bahamas, donde los esperaban autoridades estadounidenses que luego los trasladaron a esa nación.

Cirugía plástica

Existen reportes de inteligencia hondureña que establecen que uno de los miembros de Los Cachiros se practicó o intentó realizarse en México una cirugía plástica para cambiar facciones de su rostro. Por esta operación se había pactado una cantidad de 50,000 dólares.

La banda de Los Cachiros fue designada en 2013 por el Departamento de Estado de Estados Unidos como una peligrosa organización de narcotraficantes que opera en el litoral atlántico de Honduras, especialmente en Gracias a Dios, Atlántida y Colón.

Además de Javier Rivera Maradiaga y Leonel Rivera Maradiaga, la designación fue aplicada para sus otros hermanos: Santos Isidro Rivera Maradiaga, María Lizet Rivera Maradiaga y los padres de estos: Santos Isidro Rivera y Esperanza Caridad Maradiaga.

Igualmente se aplicó la designación para el nicaragüense Bismarck Antonio Lira Jirón, un socio de Los Cachiros que lideraba una célula narcotraficante en su país. Los Cachiros lideraban el movimiento de droga desde y hacia Honduras con destino final a Estados Unidos y para ello controlaban el 90 por ciento del trasiego de droga aéreo, según el Departamento de Estado.

El Ministerio Público incautó en 2013 más de medio centenar de bienes de Los Cachiros, entre estos fábricas, vehículos, casas y hasta el zoológico Joya Grande, ubicado en Santa Cruz de Yojoa, Cortés.


No hay comentarios:

Buscar en este blog

Seguidores

Vídeos de Honduras

Loading...

Noticias Honduras