28.8.09

ANTE FRACASO: MELISTAS APUESTAN A DESLEGITIMAR EL PROCESO ELECTORAL


Con los ojos puestos en las elecciones del 29 de noviembre próximo, el gobierno de Roberto Micheletti parece apostar por los comicios para resolver la crisis política desatada con el derrocamiento de Manuel Zelaya, pero los Melistas tratan de deslegitimarlas.

El horizonte electoral es ya parte del calendario político del país, pues este lunes, 31 de agosto, se inicia el periodo de propaganda electoral y de manifestaciones públicas, de cara a los comicios de noviembre.

Mientras tanto, los esfuerzos de mediación se intensifican, sin que se vislumbren perspectivas de una salida negociada a la crisis. El presidente Micheletti se ha mostrado dispuesto a renunciar siempre que Zelaya haga lo mismo.

Para la ex funcionaria Patricia Rodas, este primero de septiembre comienza una "nueva era" en la coyuntura política de Honduras.

Según le dijo a BBC Mundo, es inaceptable que traten de legitimar el golpe de Estado con el proceso electoral, que no se reduce al día en que los ciudadanos van a las urnas.

"La OEA plantea claramente el no reconocimiento del régimen que surja del gobierno inconstitucional de Honduras", agregó, antes de pedir nuevas sanciones contra gobierno interino de Micheletti.

Para el sector gubernamental, el inicio de la campaña electoral tiene otras implicaciones.

Hay dos dimensiones en este asunto: la política y la jurídica, le dijo a la BBC el asesor presidencial, ex embajador de Honduras en Israel y columnista político Moisés Starkman.

"En el plano político está el problema del no reconocimiento al gobierno de Micheletti. Pero, en el plano jurídico, la única forma de salir de esa conflictividad es a través de elecciones. No hay mayor legitimidad que eso. Si nosotros, en Honduras, tenemos un proceso electoral que la mayoría de los hondureños vamos a considerar abierto, justo, eso es lo más importante. Si no fuera así eso, vendría una descomposición social. Lo principal es el frente interno, el proceso electoral", señaló.

"Yo me opongo a modificar al calendario electoral, que viene desde hace cuatro años y no hay razón para cambiarlo sólo porque lo quieren unos señores en Costa Rica. No le veo sentido", dijo Starkman.

Si bien reconoce que hay un "alto nivel de incertidumbre" en la situación política de Honduras. "La gente es realista, sabe que esto es un tema de un período de tiempo".

No hay comentarios:

Noticias América Latina

Buscar en este blog

Seguidores